7 habilidades para mejorar la relación médico-paciente

7-skills-urologia-be

La interacción médico-paciente sigue siendo en el mundo moderno la piedra angular de la atención sanitaria. Esta interacción puede ser considerada parte del “arte de la medicina”.

Thomas Egnew, médico de familia y docente de residentes de dicha especialidad ha recopilado en una publicación genial a los que llama “los 7 magníficos”, esenciales para dominar el “arte de la medicina”, en esta entrada los resumiremos, aquellos interesados en el artículo completo pueden consultar la referencia al final.

1-. Enfócate en el paciente: Uno debe entrar a la consulta relajado y despejado, libre de preocupaciones de otros pacientes, uno tiene que estar preparado para intentar resolver las problemáticas del paciente actual.

2-. Establece una conexión con el paciente: Utilizar los primeros minutos antes de abordar la historia clínica electrónica del paciente son esenciales para el “rapport”, establecer una conexión interpersonal mostrando interés en el paciente, en su vida personal, haciendo contacto visual y mostrando el prestar atención, ha demostrado elevar los niveles de satisfacción (más aún que el pasar más tiempo con el paciente).

Es importante intentar identificar problemáticas en la vida personal del paciente que puedan manifestarse de forma somática (cefalea tensional, problemas de ansiedad, etc.)

3-. Evaluar la respuesta del paciente hacia la enfermedad: Evaluar el sufrimiento del paciente más allá de lo físico es importante, distintos pacientes llevarán de forma muy distinta la misma enfermedad; es importante indagar en su situación personal, en el estado de “enfermedad” e indagar en la posibilidad de un estado depresivo que pudiera requerir intervención.

magnificent-seven.png
Los siete magníficos, tomado de Egnew TR. The art of medicine: seven skills that promote mastery. Fam Pract Manag. 2014 Jul-Aug;21(4):25-30.

4-. Comunicación para fomentar sanación: El psicólogo Carl Rogers sugiere que para poder aconsejar a nuestros pacientes debemos mostrar tres características: aceptación, comprensión y congruencia.

Es importante conducir la conversación de forma apropiada para poder entablar el diálogo con el paciente.

5-. Usar el poder de “tocar”: Aunque no traducible directamente del inglés, el autor sugiere el contacto físico gentil como una forma de establecer una relación cálida, un apretón de manos al entrar a la consulta o el tocar el hombro del paciente a modo de mostrar empatía son dos formas de hacer esto.

6-. Reír un poco: La medicina moderna es un trabajo estresante, sin embargo debemos dar espacio a la risa, una herramienta importante para establecer rapport y aliviar la ansiedad de nuestros pacientes.

Siempre tomando en cuenta que hay tres tipos de personas: aquellos sin sentido del humor, aquellos que disfrutan del humor, aquellos que generan/producen humor.

Si el médico o el paciente carecen de sentido del humor, omitir esta recomendación es lo más prudente para evitar herir sensibilidades.

7-. Mostrar empatía: El mostrar empatía haciendo énfasis en la comprensión de las dolencias de nuestro paciente, es una pieza importante en la relación médico-paciente.

“lo siento por el dolor que pueda causar esto”, “comprendo que el acudir al hospital es complicado”, “entiendo que esto pueda ser muy frustrante”. Se ha demostrado que aquellos pacientes con médicos que muestran empatía, controlan mejor sus enfermedades y toleran mejor los síntomas.

Mensajes para llevar (Take home messages):

  • La medicina moderna se debe enfocar en el paciente (patient-centered medicine), ejemplos de ello son las propuestas de proyectos como “The Patient Revolution” encabezado por Victor Montori.
  • Las recomendaciones aquí presentadas buscan “humanizar” la medicina con una relación médico-paciente más fraternal, más cálida; Personalmente creo mucho en que debemos “estar en los zapatos de nuestros pacientes”, para así poder ayudarlos como merecen.

Referencias:

Última modificación: 05/01/18